Obesidad y cálculos renales en mujeres


En un artículo publicado en el Journal of American Medical Association del 26 de Enero de 2005, miembros del Departamento de Medicina de la Harvard Medical School, Boston, EEUU, se plantean estudiar si el peso corporal, el aumento de peso, el índice de la masa corporal y la circunferencia de la cintura se asocian con la formación de cálculos renales.

Este estudio prospectivo se ha realizado sobre tres amplias poblaciones: Una población de 45.988 hombres con edades comprendidas, en el inicio del estudio, entre 40-75 años; una población de 93.758 mujeres con edades comprendidas entre 34 y 59 años; una población de 101.877 mujeres más jóvenes, con edades comprendidas entre 27 y 44 años.

Los autores del estudio documentaron el desarrollo de 4.827 cálculos renales a lo largo de 45 años de seguimiento.

Después de los apropiados ajustes estadísticos -en los que se tuvo en cuenta la edad, la dieta, el aporte de líquidos y el uso de diuréticos (tiazidas)- el riesgo relativo (RR) de formación de cálculos renales en los hombres que pesaban más de 100 kg., comparado con los hombres que pesaban menos de 68.2 kg fue de 1.44.

En las mujeres de ambos grupos, las de más edad y las más jóvenes, el riesgo relativo para ambas categorías de peso corporal fue de 1.89 y 1.92, respectivamente. El RR en los hombres que aumentaron su peso en más de 16 kg desde la edad de 21 años, en comparación a los hombres que no aumentaron de peso, fue de 1.39.

El RR correspondiente para las mismas categorías de aumento de peso, pero a partir de la edad de 18 años, en las mujeres de los dos grupos, de más edad y más jóvenes, fue de 1.70 y 1.82, respectivamente.

El índice de la masa corporal se asoció también con el riesgo de formación de cálculos renales: el RR para los hombres con un IMC de 30 o más comparado con aquellos que tenían un IMC de 21 a 22.9 fue de 1.33. El RR correspondiente, para las mismas categorías de IMC, en ambos grupos de mujeres, fue de 1.90 y 2.09 respectivamente.

La circunferencia medida a nivel de la cintura se asociaba también positivamente con el riesgo de desarrollar cálculos renales en los hombres y en ambos grupos de mujeres.

La conclusión de los autores es que la obesidad y el aumento de peso incrementan el riesgo de formación de cálculos renales. La magnitud del incremento del riesgo puede ser mayor en las mujeres que en los hombres.