Diabetes Tipo 2 Y Depresión


En un artículo publicado online en San Pablo, miembros de la Universidad del Ulster (Irlanda del Norte), se proponen evaluar la efectividad del autoseguimiento de las concentraciones de glucosa en sangre sobre el control de la glicemia y el bienestar psicológico de los pacientes diagnosticados recientemente de diabetes tipo 2, y no tratados con insulina. Han participado en el estudio 184 pacientes, de los que 111 eran hombres recientemente diagnosticados de diabetes tipo 2.

Los participantes fueron asignados de manera aleatoria a dos grupos: a) en un grupo se les facilitaba un dispositivo medidor de la glucosa en sangre y se les daban las instrucciones pertinentes para que llevasen a cabo cada semana 4 determinaciones en ayunas y 4 después de comer, en la sangre capilar de un dedo. b) en el otro grupo (de control) no se realizaba el autoseguimiento de las concentraciones de glucosa en sangre.

Autoseguimiento de los niveles de glucosa en sangre


Las medidas realizadas fueron las siguientes: La HbA1c o hemoglobina glicosilada (cuya concentración en sangre refleja de una forma bastante exacta la glucemia en los 2-3 meses anteriores al análisis), el uso de medicamentos hipoglucémicos por vía oral, los índices de bienestar psicológico y el IMC (índice de la masa corporal).

Los resultados fueron los siguientes: 96 pacientes (de los que 55 eran hombres) fueron asignados aleatoriamente al grupo que debía realizar el autoseguimiento de sus concentraciones de glucosa en sangre, y 88 pacientes (56 hombres) al grupo de control.

No existían diferencias significativas, en la línea de partida del estudio, en la edad media de los pacientes (57,7 años en el grupo de autoseguimiento y 60,9 en el grupo de control). No se demostraron diferencias significativas entre los dos grupos en cuanto a los valores de la glucemia, determinada por las concentraciones de la hemoglobina glicosilada (HbA1c), al uso por vía oral de fármacos hipoglicemiantes o a la incidencia de episodios de hipoglicemia. El autoseguimiento se asoció con un 6% de valores más elevados en una escala para valorar la depresión.

Las conclusiones son las siguientes: en los pacientes recién diagnosticados de diabetes tipo 2, el autoseguimiento de las concentraciones de glucosa en la sangre no tiene efectos beneficiosos sobre el control de la glicemia. Por el contrario, los pacientes que practican el autoseguimiento de sus concentraciones de glucosa presentan índices de depresión más elevados que en los pacientes sin autoseguimiento, utilizados como controles.