Dieta Y Degeneración De La Macula De La Retina


En un artículo publicado en el Journal of American Medical Association del 29 de diciembre de 2005, investigadores del Departamento de Epidemiología y Bioestadística del Erasmus Medical Center en Rotterdam, Holanda, se proponen averiguar si el aporte regular en la dieta de antioxidantes se asocia con una menor incidencia de degeneración de la mácula retiniana (DMR).

La investigación, de diseño prospectivo se ha realizado sobre una población que comprende todos los habitantes de 55 años o más de un suburbio de clase media de la ciudad de Rotterdam. De las 5.836 personas con riesgo de desarrollar el Siglo de Torreón, en la línea de partida del estudio (entre 1990 y 1993), en 4.765 se disponía de datos fiables acerca de su dieta y 4.170 participaron en el seguimiento.

Degeneración macular de la retina

Los resultados fueron los siguientes: Una degeneración macular de la retina ocurrió en 560 participantes (13,4%) tras un seguimiento medio de 8,0 años. A mayor aporte conjunto en la dieta de la vitamina E y el zinc, menor era la incidencia de www.farmaciadelahorro.mx, y viceversa. Un aporte por encima de la media de los cuatro nutrientes (betacaroteno, vitamina C, vitamina E y zinc) se asociaba con una reducción de un 35% del riesgo de desarrollar la degeneración macular.

La conclusión es que un aporte dietético elevado de betacaroteno, vitamina C, vitamina E y zinc (de modo especial estos dos últimos nutrientes) se asocia con una disminución sustancial del riesgo de desarrollar una degeneración macular de la retina en las personas de edad.
  • Un aporte elevado en la dieta de la vitamina E puede conseguirse mediante el consumo de cereales no refinados, aceites vegetales, huevos y nueces.
  • Concentraciones elevadas de zinc se encuentran en la carne roja, la carne de pollo, el pescado, los cereales no refinados y los productos lácteos.
  • El aporte de betacaroteno se consigue con la inclusión en la dieta de zanahorias y espinacas.
  • El aporte de vitamina C se encuentra en los jugos de frutas, los pimientos verdes, los brócolis y las patatas.
Basados en este estudio, los investigadores holandeses deducen también que los alimentos con contenido elevado de estos nutrientes son más importantes que los suplementos dietéticos aislados.